Blog

share

Invirtiendo en tiempos de volatilidad

La información que tiene el mercado respecto de los emisores de inversiones, tales como empresas o entidades financieras, están en constante cambio. Es por esto que el precio de las mismas sube o baja día a día. La magnitud y durabilidad de estos movimientos dependerán del impacto de las nuevas noticias que se vayan incorporando.

Es común que ante un evento inesperado haya un cambio brusco en los precios. El tipo de contingencia definirá si estos movimientos tienen mayor o menor posibilidad de revertirse. Por ejemplo, la pandemia y el reciente conflicto entre Rusia y Ucrania tuvieron como respuesta inicial un ajuste importante en las cotizaciones de los mercados. Una vez que se incorporaron más antecedentes el mercado tendió a moderarse.

En el caso de la pandemia, el índice de acciones globales se demoró 6 meses en recuperar los niveles máximos que había exhibido antes de la irrupción del COVID 19. En el caso del conflicto de Rusia Ucrania, las bolsas europeas (índice Euro Stoxx 50) se demoraron menos de dos meses en volver a los niveles del 24 de febrero de 2022.

Para un inversionista es clave mantener la calma en este tipo de acontecimientos. Ya que la evidencia muestra que vender activos en esos instantes, en general, es una estrategia perdedora. Al mismo tiempo, es relevante conocer cuál es el propio horizonte de inversión y la tolerancia al riesgo.

El conocimiento del horizonte de inversión y la tolerancia al riesgo, permitirá tener una adecuada diversificación de los activos. Con ello, se podrá compensar en momentos de alta volatilidad, las pérdidas de los activos de mayor riesgo con aquellos que no dependen tanto del ciclo de mercado.

Los eventos no esperados que afectan negativamente los mercados, en general, vienen seguidos de medidas de estímulos por parte de los gobiernos y bancos centrales. Esto, en la búsqueda por recomponer los efectos adversos, implicando ello que al largo plazo los mercados vuelven a recuperar su tendencia previa.



Rodrigo Ibáñez,
Estratega de Inversión Banchile AGF