Blog

share

Conflicto Geopolítico Rusia Ucrania y la estrategia de inversión

¿Qué ha ocurrido con los mercados luego de la irrupción del conflicto? Desde el 24 de febrero, día en que se inicia la invasión de Rusia a Ucrania, los mercados han evidenciado caídas en general, las que han sido más pronunciadas en las bolsas de Europa y de Rusia. Por su parte, los activos de renta fija internacional han tenido un sobre desempeño respecto de las acciones, en donde el ganador ha sido la deuda soberana estadounidense. Finalmente, las materias primas han sido las mejores fuentes de retorno en este período, en donde el trigo, el petróleo, el gas natural, los granos, el cobre, entre otros, han registrado rentabilidades positivas, muy por encima de las acciones y los bonos.

¿Qué ha explicado dicho movimiento de los precios? El conflicto entre Rusia y Ucrania ha afectado por dos vías a los precios de los activos financieros. Por una parte, ha existido un “efecto escasez” que se ha visto plasmado en el precio de las materias primas, mientras que por otro se ha dado un “efecto indirecto” derivado del potencial cambio de escenario global que el conflicto puede gatillar. El efecto escasez se explica por el hecho de que Rusia es un productor y exportador relevante de productos como el petróleo, el gas natural, el cobre, el trigo, el paladio, el níquel, entre otros. Una mayor persistencia y escalada del conflicto, junto con las sanciones impuestas por occidente a Rusia, genera expectativas de menores suministros globales, lo que se ha reflejado en las alzas de precios de los commodities.

El efecto indirecto se explica por el hecho de que una mayor duración del conflicto terminará gatillando mayores presiones inflacionarias globales, y al mismo tiempo, una desaceleración más pronunciada de la economía mundial. Lo anterior, generaría un escenario global de bajo crecimiento y mayor inflación. En dicho ambiente, la evidencia empírica señala que los activos que protegen contra inflación (oro) y los que juegan un rol de protección de capital en las carteras (renta fija) tienden a tener un sobre desempeño.

¿Qué hemos hecho en la estrategia de inversión de los portafolios? En primer lugar, reducimos la exposición en renta variable, haciéndola transitar desde “sobre ponderada” a “neutral” ajustándonos a un escenario con menores grados de convicción. La menor ponderación en acciones la redistribuimos entre renta fija y activos alternativos líquidos, generando un portafolio más diversificado y expuesto a las materias primas (vía activos alternativos líquidos).

Junto con lo anterior, y dentro de renta variable internacional, hemos reducido la exposición en Europa, transitando desde sobre ponderado a neutral, generándose en consecuencia un mayor sesgo hacia las acciones estadounidense y de mercados emergentes asiáticos y de Latino América.

¿Cómo quedan entonces los sesgos de inversión implementados en las carteras? Desde una perspectiva de distribución de clases de activos hoy estamos neutrales entre acciones, bonos e inversiones alternativas.

En la renta variable estamos sobre ponderados en Estados Unidos, Asia Emergente y Latino América. Al mismo tiempo tenemos una posición neutral en Europa y en Chile, y una subponderación en Europa Emergente, Asia Pacífico y Japón. En renta fija internacional, tenemos una posición neutral entre bonos corporativos investment grade y high yield, mientras que en la renta fija chilena estamos sobre ponderados en UF.

¿Qué puede pasar hacia delante y cómo posicionar la estrategia? Existen múltiples escenarios para los cuales no hay una visibilidad clara. Uno de ellos es que se produzca una escalada mayor del conflicto, con sanciones mayores a Rusia, como por ejemplo prohibición de importación de petróleo ruso por parte de Occidente, lo que a su vez tendría represalias por parte de Rusia, que podrían involucrar menor suministro de gas natural a Europa, entre otros. Un escenario de este tipo alimentaría la visión de bajo crecimiento con alta inflación en donde los activos ganadores estarían dados por commodities en general.

Otro escenario posible es que el conflicto deje de escalar, se llegue a una solución diplomática, se reviertan parte de las alzas de las materias primas y se modere la visión de alta inflación, lo que de ocurrir favorecería a los activos que han quedado con más castigo en este período, como son las acciones en general (mayormente las de Europa) y la renta fija de mayor riesgo crediticio, entre otros.

Dada la baja visibilidad de un escenario u otro es que preferimos tener una exposición balanceada y equilibrada ante los distintos riesgos. Estamos monitoreando de forma continua los mercados y sus catalizadores de modo de ir ajustando la estrategia de inversión y portafolios a los nuevos escenarios que se puedan ir materializando.

Equipo de Estrategia,

Banchile Administradora General de Fondos