APRENDE +

BLOG DE INVERSIONES

Sigue profundizando temas

Blog

share

¿CUÁLES SON LOS DISTINTOS VEHÍCULOS DE INVERSIÓN?

Los vehículos de inversión son estructuras en donde se agrupan y establecen -bajo cierta regulación- distintos tipos de activos, permitiendo de esta manera acceder a ellos a través de una inversión (compra/venta).

Para un correcto análisis de portafolios es necesario diferenciar entre lo que es una clase de activo y los vehículos de inversión a través de los cuales se accede a ellos, para así dimensionar el riesgo al que estás dispuesto a enfrentar.

Características de los principales Vehículos de Inversión: Fondos Mutuos: Un fondo mutuo es un instrumento financiero que reúne patrimonio de varias fuentes e invierte en cualquier clases de activos (acciones, bonos, alternativos, caja o en combinaciones de ellos) de acuerdo a lo establecido en sus reglamentos, políticas de inversión y de liquidez. De esta forma existirán fondos mutuos de acciones, de deuda, inmobiliarios o balanceados. En particular un fondo mutuo busca obtener retornos superiores al mercado de referencia, a través de la optimización y actividad de la cartera. La inversión en un Fondo Mutuo de estas características, busca obtener acceso al mercado que cubra dicho fondo, pero de una forma más específica, delegando la responsabilidad de las decisiones de inversión y trámites operativos al manager del fondo.

Administración de Cartera: La administración de cartera es un contrato entre partes que busca reglamentar los aspectos relevantes para las inversiones realizadas. Estos contratos entregan todo el proceso de toma de decisiones y operativo al manager, pero lo establece de acuerdo a las reglas específicas que acuerden las partes. La contratación de este tipo de administración, permitirá acceder a todas las clases de activos de acuerdo a lo establecido en el contrato y también los vehículos a través de los cuales se accederá.

Derivados: Producto financiero cuyo valor depende del valor de otro activo. El proceso de inversión, riesgo y decisiones asociados aplican de la misma forma que en los instrumentos directos.

Dentro de los derivados encontramos los siguientes: Opciones: Una opción es el derecho de realizar una transacción sobre un activo financiero. Existen tanto opciones de compra como de venta. Las opciones tienen un precio de ejercicio al cual se transarán al ejercerlas antes de la fecha de vencimiento de las mismas.

Futuros y Forwards: Los futuros son como las opciones porque especifican la compra o venta de un activo subyacente en una fecha futura. La diferencia clave es que el titular de una opción de compra no está obligado a comprar y no lo hará si la transacción no es rentable. Sin embargo un contrato de futuro conlleva la obligación de realizar la transacción acordada. Los Futuros son estandarizados y transan en las bolsas de valores mientras que los Forwards son OTC.

Notas Estructuradas: Las notas estructuradas son emisiones que se componen con más de un tipo de activo. Normalmente se constituyen reuniendo activos de renta fija más derivados, resultando en un sin número de posibilidades de flujos a obtener. Lo relevante es que estas mezclas permiten acceder a los retornos de los activos subyacentes de una forma más específica de acuerdo a la visión de retornos que se tenga.