Blog

share

Luego de la inflación, vienen las tasas.

Durante el último mes, la Renta Fija Nacional ha estado movida. En lo que va de marzo la curva de rendimientos de los bonos soberanos locales ha registrado aumentos en todos sus plazos, con más énfasis en la parte de corto plazo. Y es que estamos siendo testigos de variados eventos. Localmente, ya veníamos con una inflación que avanzaba de forma generalizada en la canasta de precios, más persistente y mayor que lo estimado. Y aún cuando el último dato de IPC sorprendió a la baja, las expectativas de inflación para Chile se han venido revisado al alza y con correcciones significativas.

Específicamente, las revisiones más importantes se dieron en las expectativas de inflación anual a 1 año, desde 4,8 a 5,3% (según Encuesta de Expectativas Económicas (EEE) de Marzo) y desde 5 a 7,4% (Encuesta de Operadores Financieros (EOF) de Marzo). Al mismo tiempo, las expectativas a más de 2 años continúan muy altas, aunque según la última EOF estas se mantuvieron sin cambios respecto de la encuesta anterior, en 4%.

Lo anterior, principalmente debido al nuevo shock inflacionario derivado del impacto la guerra entre Rusia y Ucrania en los precios del petróleo y granos a nivel mundial (lo que impacta localmente en precios de alimentos, combustibles y aumenta en general la estructura de costos). Esto, aun cuando el tipo de cambio ha venido bajando los últimos días, lo que podría amainar un poco la presión.

Además, han surgido nuevos problemas en la cadena de distribución internacional debido al conflicto bélico propiamente tal y a cierres en puertos chinos por nuevos brotes de Covid. Todo esto impulsa las expectativas de alzas de precios en el mundo.

Y como más inflación lleva a mayores tasas de política monetaria, esto es lo que se está observando (o lo que se va a observar más temprano que tarde) en el mundo. Es así como la Fed, inició el proceso de aumentos de tasas y de retiro del estímulo monetario. Específicamente, en marzo, la autoridad monetaria aumentó la tasa de fondos federales en 25 pb, hacia 0,25%-0,5%, señalando que realizaría seis aumentos adicionales en el año. El mercado, por su parte, está más agresivo, con perspectivas de alcanzar los 225pb en enero 2023. Con esto, a tasa del bono a 10 años de Estados Unidos continuó su tendencia al alza. ¿Cómo nos afecta todo esto a nosotros? Más tasas también por este canal.

Hoy día se publica el IPoM, reporte que probablemente nos dará más luces de cómo podría moverse la TPM en adelante. ¿Cuánto del aumento de precios es aplacable con la tasa? ¿Cuánto de esta presión inflacionaria se va a deshacer sólo por la pérdida de dinamismo local? ¿Cuánto se va a deshacer por el menor impulso en la actividad proveniente del shock internacional producto de la guerra? Veremos.

Carolina Grünwald ,

Economista jefe Banchile Inversiones