Blog

share

IPSA 2022: El año de la recuperación

Chile ha sido uno de los mercados accionarios con mejor rendimiento durante 2022 (12% en dólares), superando ampliamente a otros mercados tales como Estados Unidos (-9%), Europa (-5%) y China (-4%). Si bien es un buen comienzo, vemos espacio para mucho más. A su precio actual, el IPSA presenta una oportunidad de COMPRA con un espacio para avanzar hacia los 5.500 puntos generando una ganancia de 20%.

Desde hace bastante tiempo hemos insistido que el valor del IPSA incorpora un escenario excesivamente pesimista que lo ha llevado a niveles de valoración históricamente bajos solamente comparables con el inicio de la crisis sanitaria (mar-20) y el periodo de mayor incertidumbre de la crisis financiera mundial (4T08). En términos relativos a los mercados emergentes y desarrollados, la valoración del IPSA también presenta un castigo no visto con anterioridad. Si bien históricamente el índice local ha transado con un premio de 30% respecto de mercados emergentes, hoy lo hace con un descuento de 20%. En la misma línea, el índice ha transado históricamente a múltiplos equivalentes a los mercados desarrollados sin embargo hoy lo hace con un descuento de 50%.

Las causas de este enorme castigo son múltiples sin embargo la gran mayoría de ellas están relacionadas con la incertidumbre política y económica. En efecto, al comparar el rendimiento del IPSA con indicadores de incertidumbre local es posible observar que esta se ha apoderado del mercado. La caída del IPSA de diciembre y posterior alza de enero coincide justamente con un nivel máximo de los indicadores de incertidumbre y su posterior moderación. Si bien esperamos que la incertidumbre se mantendrá en un nivel mayor al previo a la crisis social, vemos espacio para que continúe disminuyendo y que incluso a su nivel actual revitalice al mercado.

Junto con lo anterior es importante recordar Chile cuenta con fortalezas que debieran equilibrar un sentimiento de mercado excesivamente negativo. Chile cuenta con instituciones fuertes y un sector financiero saludable. Las empresas chilenas tienen balances sólidos y sus resultados han presentado una fuerte recuperación. Los chilenos hemos disminuido nuestra carga financiera y nos enfrentamos a un mercado laboral en vías de recuperación. Por último, pero no menos importante, es notar que el precio del cobre sigue siendo una de las variables más relevantes para la economía y el mercado accionario local. Este se ha mantenido, y también así lo espera el consenso durante 2022, por sobre los 4 USD/Lb producto de la actividad económica en China y tendencias de crecimiento de energías limpias.

2021 fue una montaña rusa para el IPSA producto cambios abruptos de escenarios políticos, económicos y sanitarios. 2022 no será un año tranquilo pero la reciente moderación de la incertidumbre, los solidos fundamentos de las empresas chilenas y el esperado fin de la crisis sanitaria nos hacen estar optimistas. No olvidar que el nivel de valoración actual se encuentra en el mínimo histórico. Esto no hace más que hacer que la apuesta sea asimétrica. Si las cosas andan mal, las pérdidas debieran ser acotadas. Si las cosas andan bien, las ganancias cuantiosas.

Javier Pizarro,

Gerente de Estudios Banchile Inversiones