Blog

share

IPSA: Una montaña Rusa a la vista

Chile ha sido uno de los mercados accionarios que mejor ha resistido al fuerte aumento de la incertidumbre política y económica global derivadas primero del aumento de la inflación y luego de la guerra en Ucrania. En efecto, el rendimiento del mercado local durante 2022 (13% en dólares), supera ampliamente a otros mercados tales como Estados Unidos (-9%), Europa (-10%) y China (-7%).

Interesante es notar que el IPSA se ha desacoplado, una vez más, de los mercados internacionales. La diferencia esta vez es que no sólo está explicado por factores locales, sino que también por la exposición de nuestro país al auge que está viviendo el mercado de las materias primas que ha llevado al cobre a transar su actual precio de 4,5 dólares por libra. Si bien el precio del cobre se ha mantenido por más de un año por encima de los 4,0 dólares, alcanzando incluso un máximo de 4,8 casi un año atrás, los actuales temores inflacionarios y logísticos han potenciado el optimismo del mercado respecto del valor de las materias primas. Consecuentemente, este optimismo se ve reflejado en empresas y economías que se beneficiadas positivamente por este mayor valor. Este es el caso de empresas tales como SQM y CAP, y de economías tales como Chile y Latinoamérica. Es decir, a pesar del sombrío panorama global, las acciones chilenas se han vuelto más atractivas.

En el ámbito local, la incertidumbre política y económica, principal variable que ha explicado el destino del IPSA durante los últimos años, se ha moderado bastante a partir del nombramiento de Mario Marcel como Ministro de Hacienda. En este sentido, el índice del Banco Central de Chile que busca medir esta incertidumbre vuelve a tocar durante febrero un nivel equivalente al mínimo de los últimos dos años, ejerciendo de esta forma una fuerza positiva en el rendimiento del índice accionario local. Nuevamente, al igual que en el ámbito internacional, a pesar del desafiante año que nos espera en términos políticos y económicos, las acciones chilenas se han vuelto más atractivas.

La gran pregunta es si el viento a favor al cual Chile está expuesto en el ámbito internacional y local es sostenible en el tiempo. En el primero de ellos es posible esperar con cierto grado de certeza que al menos durante este año se mantendrá el optimismo del mercado respecto del valor de las materias primas. Lamentablemente, en el segundo de ellos sólo es posible esperar que la incertidumbre política y económica vuelva a aumentar a medida nos acerquemos a la discusión final del proceso constituyente en curso.

Si bien la valoración actual del IPSA continúa presentando un castigo que consideramos excesivo tanto en términos absolutos como relativos, el destacado rendimiento que ha mantenido durante 2022 junto con un potencial deterioro del flujo de noticias a nivel local nos hace estar más cautos que en columnas anteriores. 2021 fue una montaña rusa para el IPSA producto cambios abruptos de escenarios políticos, económicos y sanitarios. Al parecer 2022 no será muy diferente.

Javier Pizarro,

Gerente de Estudios Banchile Inversiones