APRENDE +

BLOG DE INVERSIONES

Sigue profundizando temas

Blog

share

LA SENSIBILIZACIÓN DE UNA INVERSIÓN

La sensibilización de una inversión se refiere a la posible variación de los elementos que la determinan, es decir, se entiende como el análisis de los elementos financieros necesarios para conocer la solidez de los productos que elijas. Esto permitirá saber cómo responderá la inversión en diferentes escenarios económicos y ante diversas variables.

Los riesgos más frecuentes a la hora de considerar la sensibilidad de la inversión son:

Riesgo de mercado: Se trata de la alteración de las condiciones generales de mercado de un país o a nivel internacional. Entre estos destacan:

a)Riesgo País: es el riesgo de una inversión económica debido a factores específicos de cierto país. Éste se mide en el tono político, económico, seguridad pública, entre otros. b)Riesgo Sectorial: Es el riesgo relacionado a una inversión cuyos resultados dependan del desempeño de un sector muy definido dentro de la economía nacional (Ejemplo: Industria automotriz). c)Riesgos de Operación: El riesgo de operación es la posibilidad de que ocurran pérdidas financieras, originadas por fallas o insuficiencias de procesos, personas, sistemas internos, tecnología y también eventos externos imprevistos. Entre ellos destacan:

Caída de precios en el futuro: Este riesgo se refiere a la posibilidad de que el activo financiero en el que se invertirá pueda tener una depreciación importante en el futuro.

Mercado con un crecimiento menor al esperado: Este riesgo podría implicar que la inversión no dé las ganancias proyectadas en un principio.

Factores Externos: En esta categoría pueden entrar desastres naturales como terremotos e inundaciones, problemas sociales o incluso problemas de salud pública.

d)Riesgos financieros: El riesgo financiero se refiere a la incertidumbre producida en el rendimiento de una inversión, debido a los cambios producidos en el sector en el que opera y a la inestabilidad de los mercados financieros. Entre ellos destacan:

Alzas de la tasa de interés de una deuda a tasa variable: si se invierte en instrumentos de crédito, hay que tomar en cuenta la posibilidad de que las tasas de interés aumenten con el paso del tiempo. Alzas o bajas del tipo de cambio: Este riesgo es muy importante cuando se invierte en instrumentos relacionados con el mercado internacional. En algunos casos, las bajas en el tipo de cambio pueden ser negativas para la inversión, y en otros escenarios, pueden resultar positivas.

Al hablar de la sensibilidad de una inversión hay que considerar tres posibles escenarios de rentabilidad asociada a la inversión en un activo financiero:

Optimista: Considera un escenario con resultados más positivos y con los riesgos prácticamente mínimos. Es el mejor de los escenarios, pero no siempre el más probable.

Probable: Es un cálculo realista tomando en cuenta los riesgos más frecuentes que aplican para el tipo de inversión. Éste deberá ser el escenario en el que debemos apoyarnos más.

Pesimista: Este cálculo deberá hacerse tomando en cuenta todos los riesgos nombrados anteriormente. El rendimiento será muy acotado.