Blog

share

Mejores Pensiones: cómo hacerse cargo

El gobierno de Chile presentó su propuesta de Reforma Previsional para ser discutida en el congreso. Se trata de una ley crucial para la futura jubilación de los trabajadores. Sin embargo, no es la única iniciativa que puede influir en la pensión de los chilenos, y en especial, de las chilenas.

Pero ¿por qué no es la única alternativa? La respuesta es clara: porque cada trabajador cuenta con la posibilidad de participar activamente en los resultados y mejoras de su pensión, más allá de lo establecido en la ley, a través de un aporte complementario de inversión, como el Ahorro Previsional Voluntario (APV). Este sistema es una alternativa que ofrece una serie de incentivos tributarios al momento de ahorrar.

Según datos de la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP) la brecha de género en sistemas de pensiones se explica en un 46% por la diferencia en la edad de retiro entre hombres y mujeres.

Dicho lo anterior, un factor crucial para que la pensión sea la “esperada”, particularmente en el caso de las mujeres, es comenzar a ahorrar lo antes posible en APV, esto porque los intereses se van reinvirtiendo en el tiempo, lo que se define como “interés compuesto”, rentabilizando más los ahorros. Es decir, mientras más largo sea el periodo en que se invierta, más relevante es este efecto.

Además, se puede optar por dos regímenes, A: un bono fiscal, o B: pagar menos impuesto a la renta, y se pueden realizar depósitos, giros o modificaciones al plan de ahorros según las necesidades de cada cotizante.

Otro elemento importante es la constancia en el ahorro para que este esfuerzo sea estable. Asimismo, es probable que muchas mujeres, tengan “lagunas” previsionales, lo que disminuye el monto final de jubilación. Los recursos acumulados por concepto de ahorro previsional voluntario pueden ser retirados o traspasados, total o parcialmente.

El momento de ahorrar es ahora y el monto, es el que puedas.

La jubilación puede parecer un tema muy lejano, pero llegará antes de lo esperado, y hoy existe la posibilidad y responsabilidad individual de participar, en esa “parte” de nuestra jubilación, en la que las personas sí pueden hacerse cargo, proactivamente. Las herramientas de inversión y ahorro, están a la mano.